CAPSULAS DE SELENIO PLUS

el

El Selenio está dentro del grupo de los minerales que el organismo precisa en cantidades inferiores a 1 mg diario. Su símbolo es Se y su número atómico 34. Es un oligoelemento esencial, lo que significa que su cuerpo tiene que obtener este mineral en el alimento que usted consume. Las pequeñas cantidades de selenio son buenas para su salud. La ingesta de una dieta equilibrada, satisface las necesidades cotidianas de selenio; por lo que su deficiencia en el organismo es relativamente rara, pero puede darse en personas con disfunciones intestinales severas o en poblaciones que dependan de alimentos cultivados en suelos pobres en selenio. Se le considera un mineral anticancerígeno, antienvejecimiento y un poderoso antídoto para las intoxicaciones por metales pesados, estimula el sistema inmunológico e interviene en el funcionamiento de la glándula del tiroides. En el organismo actúa además como un antioxidante y un antidepresivo. Sus funciones mejoran considerablemente, al mezclarlo con la vitamina E. Existen estudios que indican que en zonas donde hay carencia de este mineral en el suelo, aparecen cardiopatías y algunos tipos de cáncer.
En el organismo se almacena en el hígado, páncreas, riñón, testículos y vesículas seminales.
.
Funciones que desempeña:
Estas son algunas de las funciones más importantes que el selenio, realiza en el organismo:
Es un mineral anticancerígeno, antienvejecimiento.
Ayuda a proteger el organismo después de una vacuna.
Es un antídoto contra el envenenamiento causado por materiales pesados como el mercurio, cadmio, arsénico, oro, plata y cobre.
Incrementa la eficacia de la vitamina E.
Actúa como un antioxidante al ayudar al cuerpo a producir proteínas especiales que evitan el daño celular.
También tiene propiedades antidepresivas.
Previene el cáncer.
Estimula el crecimiento.
Mejora la elasticidad de los tejidos.
Favorece la formación de anticuerpos.
Previene y trata la aparición de caspa.
Actúa como un antiinflamatorio.
Ayuda a proteger el organismo de enfermedades cardiovasculares.
Ayuda a disminuir los sofocos propios de la menopausia.
Incrementar la fertilidad, especialmente en los hombres, ya que se ha demostrado que este mineral aumenta la producción de semen y la motilidad de los espermatozoides.
.
Su déficit puede provocar:
Su carencia puede ocasionar una serie de trastornos, estos son algunos de ellos:
Dolores y distrofia muscular.
Envejecimiento prematuro.
Falta de elasticidad.
Intoxicación de metales pesados.
Alteraciones en el crecimiento.
Alteraciones de la tensión arterial.
Mayor propensión a las infecciones.
Alteraciones cardiovasculares.
Mayor propensión a padecer angina de pecho e infarto de miocardio.
.
Causas que favorecen su deficiencia:
Estas son alguna de las causas que pueden favorecer su deficiencia:
Abuso continuado de tabaco y alcohol.
Exposición a la radioactividad.
Abuso continuado en la ingestión de alimentos ricos en metales pesados.
Implantes de amalgamas dentales de mercurio.
Consumo abundante y frecuente de alimentos rancios y/o ahumados.
Cuando una persona es alimentada por vía intravenosa (IV) durante largos períodos de tiempo.
Trastornos gastrointestinales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s